¿Por qué es buena idea contratar dropshipping en tu primer negocio?

Cuando emprendemos un negocio, es posible que no contemos con todos los recursos necesarios al mismo tiempo. Es decir, puede que tengamos una gran idea pero no contemos con el capital suficiente para desarrollarla. De igual modo, podría ocurrir lo contrario, tener mucho dinero para invertir pero no saber en qué.

La modalidad de dropshipping es una buena opción para quienes están en el primer caso. Si se tiene una idea con potencial para ser un negocio rentable, pero no se cuenta con los recursos necesarios en el momento, contratar proveedores para hacer ventas al por menor es un alivio. No solo porque la inversión disminuye considerablemente, sino porque es una manera de ahorrar tiempo que puede servir para gestionar la tienda con más y mejor dedicación.

A la larga, recurrir a los dropshippers es una forma de crecer como vendedor, pues se gana experiencia y reputación en el mercado hasta posicionar la marca.

El dropshipping y los emprendedores novatos

Puede que te preguntes si un mayorista se interesará en tu tienda si apenas está comenzando. Y la respuesta es sí, los proveedores están a la disposición de los comerciantes más nuevos, de igual modo que con aquellos que tienen más trayectoria.

Quizás puedan pedirte que abras una cuenta con un monto mínimo, que irás consumiendo conforme te lleguen los primeros pedidos. Pero ningún dropshipper se negará a despachar productos a tus clientes por el hecho de estar entrando recientemente en el mercado.

¿Qué ocurre si no recurro al dropshipping en mi primer negocio?

No es imposible llevar a cabo la operatividad de tu tienda sin ayuda de los mayoristas, pero sí será más costoso, pues la principal ventaja de los dropshippers es que la inversión es mucho más baja en temas de inventario y almacenamiento.

De no contar con un servicio de dropshipping, tendrías que encargarte de más cosas (comprar los productos, guardarlos en un almacén, embalar y despachar los pedidos, etc.), al mismo tiempo de ofrecer la atención que tus clientes esperan, por lo que podrías llenarte de mucho trabajo y, por falta de experiencia, fallar en algún aspecto.

Leave a Reply